miércoles, 11 de febrero de 2015

La hipocresía de la información

Hace tiempo que vengo escuchando es.radio, porque tengo la sana costumbre (creo yo) de escuchar, leer y ver todo lo que pueda de todas las tendencias e ideologías posibles, para no caer en la mala tradición de votar o de simpatizar con unas ideas que no hubiese contrastado de antemano.

También, tengo la manía de informarme siempre a través de aquellos medios que tengo en mis antípodas ideológicas, para poder saber las cosas de otra manera.

Por esa razón, no creo ser sospechoso de ser demasiado partidista a la hora de hacer alguna crítica a los diferentes periódicos, televisiones o programas de radio.


Lo dicho:

desde hace mucho tiempo, vengo escuchando es.radio, porque otra de mis manías es la de intentar ver e informarme en general de aquellos medios de comunicación que están en contra del gobierno, es decir, que gobierna el PSOE, pues escucho es.radio o la Cope y leo el mundo, que gobierna el PP, pues escucho la SER y leo el País, lo que pasa que a veces simplemente pongo lo que me gusta como en cuestión de deportes y otras cosas, aquí solamente me refiero al tema político.



Dieter Brandau:



Este es el nombre que me atañe en este post.

Lo vengo escuchando desde que me llamó la atención por su falta de personalidad y su manera de hacer la pelota.

Es increíble que este periodista este considerado como una promesa dentro del mundo radiofónico, ya que si uno escucha a Federico Jimenez Losantos por la mañana, sabe lo que va a decir esta promesa de los medios; y es que es calcado, todos los comentarios y las noticias parecen sacados del programa de su mentor, palabra por palabra, lo único que los diferencia es que este se recrea mas en el fútbol y Federico lo hace con el “corazón” (que falta le hace).



No entiendo la estrategia de acoso y derribo que usa constantemente contra aquello que no le gusta, aunque pensándolo bien, seguramente lo hacer porque esta fue un método infalible de su profesor cuando estaba en la Cope, ya que de esa manera Losantos consiguió llamar la atención de Iñaki Gabilondo y así poder salir del anonimato de un golpe.






Por lo que pude observar y mas adelante leer en internet, Libertad digital y es.radio, es como el estómago de una hembra de tiburón preñada. Donde unos se comen a otros por el mero hecho de medrar dentro del periodismo, pero siempre respetando a la gran mamá, en este caso al “retaquito turolense” losantos. Pero tiene pinta que si le siguen dorando la píldora a la réplica de este último, Brandau conseguirá desechar la mano que le “da” de comer del mismo modo que Losantos se deshizo de aquellos que lo apoyaron cuando se fue (lo echaron) de la cope.


No me extrañaría nada, que este tío terminase en una radio de izquierdas defendiendo el Marxismo Leninismo a cambio de un poquito de fama y dinero.

Lo digo mas que nada, porque su Maestro Jedi hizo mismamente eso, se pasó de la izquierda a la derecha mas casposa, de ir de manifestación delante de los grises constantemente (según comenta el) a sentarse con despojos de la dictadura española y con escritores y reporteros de diarios ya desaparecidos como el diario Arriba y el Alcazar.

P.S.

Si alguien acusa a alguien de hacer apología de la guerra civil, de radical y le suelta constantemente perlas para hacer que pique y se las devuelva, uno debe darse cuenta que no puede llamar radical a nadie mientras el se dedica a hablar de lo bueno que fue franco con tertulianos que han militado en organizaciones fascistas como la falange y han colaborado con diarios completamente racistas y antidemócratas.