martes, 3 de agosto de 2010

¿Cuanto dinero tiene el Vaticano?

He visto no hace mucho, un blog donde hablaban de los tópicos de vender las riquezas del vaticano para dársela a los necesitados y bla bla bla....

Donde por supuesto decía que era una tontería, ya que estos no tenían dinero, y a parte de eso, a modo de lección, explicaba que sería una tontería construir un hospital en un lugar donde no había dinero para mantenerlo, en fin...

Ya que su post fué un copia y pega, yo haré lo mísmo.

Y ya que el post es un poco largo (no tanto como el del ente ciberfrikyultracatólico), en el siguiente explicaré un par de cositas.

Para ver de donde saqué el post pincha aquí.



Bajo esta pregunta se publicó en el mes de mayo de este año un libro que a su vez es una recopilación de artículos publicados en el diario La Repubblica por Curzio Maltese. En el libro también colaboran Carlo Pontesilli y Mauricio Turco, ambos estudiosos de los privilegios eclesiásticos



El libro parte de una afirmación, cuanto menos preocupante; el coste de la Iglesia Católica para los contribuyentes italianos es superior al coste del sistema político. Se calcula en más de cuatro mil millones de euros al año lo que recibe la Iglesia entre la financiación directa del Estado, de los entes locales y las exenciones fiscales.






Veamos un pequeño desglose, con algunos ejemplos sin entrar al detalle con que se expone en el libro. Mil millones proceden del 8 por mil (dinero que se obtiene de los ciudadanos a través de la declaración de la renta). El 60 % de los contribuyentes dejan en blanco el apartado “8 por mil” en la declaración de la renta pero gracias al 35% que marca Iglesia Católica, la Cei acapara casi el 90% del total recaudado. En numerosas ocasiones se ha calificado esta situación de irregularidad jurídica. Por su parte, el Vaticano defiende el mecanismo de la cuota no asignada argumentando que Italia es un país de fuerte vocación y mayoría católica. Si no se señala; silencio es igual a consentimiento. Además, añaden que es una cantidad de retorno social. Lo cierto es que de cada 5 euros del contribuyente 1 se destina a la caridad, tanto dentro de Italia como en el exterior, los otros van al autofinanciamiento, la partida más importante (el 35% del total) va directamente a pagar el salario de los cerca de 39.000 sacerdotes.



La campaña publicitaria del “8 por mil” del año 2005, encargada por la Iglesia Católica a una multinacional, ha costado a la Iglesia 9 millones de euros, el triple de cuanto la Iglesia ha dado por ejemplo a las victimas del tsunami; 3 millones, el 0,3% de lo recaudado. La comunidad hebraica italiana dio a Sri Lanka e Indonesia 200 millones de euros, considerando que es una zona donde no existe la comunidad hebrea. La Iglesia Católica recibe por anticipado cerca del 90 % sobre el año sucesivo, mientras que otras confesiones lo reciben hasta con 3 años de retraso. Cuando en 1996 Livia Turco, que ocupaba el Ministerio de la Solidaridad, propuso destinar la cuota estatal del “8 por mil” a proyectos para niños pobres, el tesorero del Vaticano Atilio Nicora respondió “el Estado no debe hacer competencia a la Iglesia” aquí acabó la propuesta y el debate.

Las ONG’S están restando protagonismo a la Iglesia, pero como no minusvalora ningún nicho de mercado también tiene sus propias ONG’S, esta es una vía más para obtener otra fuente de financiación. La Iglesia se resiste a peder protagonismo, como prueba esta “anécdota”; cuando Emma Bonino era comisaría europea ocupada del abastecimiento de víveres y medicinas para el área de guerra de ex-Yugoslavia, tuvo una gran pelea para que las cajas pusieran Unión Europea junto con las siglas de Caritas.



Otros mil millones (959) procedentes del Estado van a los salarios de los 25.679 profesores de religión. Todos con contratos precarios hasta que se convocó un concurso “en masa” y 14.670 ahora son fijos. Esto es un gran agravio para tantas materias fundamentales (matemáticas, lengua, geografía, etc) para las cuales no se sacan plazas públicas aún existiendo déficit de profesorado. Este concurso plantea muchas polémicas de legalidad y esta pendiente de un juicio de la Comisión Europea. Las otras creencias no son consideradas a la hora de la enseñanza religiosa. No sólo se financia la enseñanza de religión católica, también las escuelas pertenecientes a la Iglesia. En el artículo 33 de la Constitución Italiana se prohíbe explícitamente que el Estado financie las escuelas privadas. El Vaticano recibe además 700 millones de euros del Estado y entes locales por los convenios de la escuela y la sanidad. Por financiación de grandes eventos una media de 2,5 millones de euros año. En ventajas fiscales, 500 millones en el 50% de descuento sobre el Ires, Irap y otros impuestos. 600 millones de exclusión fiscal procedente del turismo católico, que gestiona cada año de y hacia Italia 40 millones de visitantes y peregrinos. El patrimonio inmobiliario es incalculable y también con exenciones fiscales.

El turismo es un gran negocio para la Iglesia; 40 millones de peregrinos, 19 millones de pernoctaciones, 200 mil camas en 3.500 albergues católicos en Italia, el volumen de negocio se estima en 4,5 mil millones de euros al año. El triple de lo que factura el primer tour operador italiano. La competencia desleal; en el corazón de Roma esta el hotel Brigidine, en plaza Farnese, es un palacio de siglo xv clasificado con 5 estrellas . 4 mil metros cuadrados en la zona más cara de Roma, la habitación cuesta entre 120 y 190 euros la noche. Todas las monjas que lo atienden hablan inglés, está siempre lleno. A los hoteles los llaman casas religiosas, esta inscrito en el registro catastral como convento, no paga nada de Ici. Según diferentes estudios cada año los ayuntamientos italianos pierden en torno a 400 millones de euros a causa de esta exención fiscal ilegal y contraria a las normas europeas de la concurrencia. En 1992 la Corte Suprema juzgó ilegal la exención del Ici, salvo que no hubiese una actividad comercial. Pero la Iglesia posee también restaurantes, cines, teatros, librerías, etc. En ellos siempre hay una pequeña capilla como prueba de que no son exclusivamente comerciales. En términos jurídicos no existe el concepto “no exclusivamente comercial”, ni en el Derecho Civil ni en el Derecho Tributario italiano. Es o no es comercial.



Por otro lado tienen otra ventaja competitiva; el personal. Un personal gratis, que no hace huelga, además de las monjas y los frailes tienen personal voluntario, al ser contratos de colaboración no deben pagar por ellos impuestos sobre el trabajo dependiente. Es un personal muy motivado… y una clientela fidelizada. Los creyentes en sus viajes/peregrinación por una cuestión gregaria prefieren estos establecimientos, y los no creyentes por el atractivo precio y el lugar, siempre edificios históricos bien situados o en el centro de las grandes ciudades o apartados del bullicio en bosques o montañas. Tienen precios fuera de mercado, aunque no se trata en todos los casos de turismo pobre, los monasterios/hoteles se pueden encontrar en la página web por ej. de Relais & Ch^ateaux, hay incluso salas de bingo para los peregrinos. Y con un régimen fiscal privilegiado.

Casi el 25% de Roma es propiedad de la Iglesia. Entre el 20 y el 22 % del patrimonio italiano es de la Iglesia Católica. Se narra en el libro como una región con grandes carencias de infraestructura; Sicilia, destina entre el 80 y el 90 % de los fondos de Bruselas a las iglesias y entes religiosos, una vez restaurados con fondos públicos se ponen en el mercado a la venta y se transforman en hoteles. No siempre pueden vender, por ejemplo, el 2007 en Lazio la Iglesia solicitó vender 257 edificios y sólo se le autorizaron 146. En Abruzzo los franciscanos han sacado al mercado, a la mejor oferta, 46 conventos. No siempre se venden, generalmente se establecen concesiones a sociedades hoteleras a cambio de un buen alquiler, a la Iglesia no le interesa despatrimonizarse.



Otro negocio es el supermercado; el Vaticano importa a precios bajos una gran cantidad de productos que después revende. No hay relación entre las cantidades compradas y las necesidades del número de personas que habitan en la Ciudad del Vaticano (921). En el año 2005 el Vaticano importó: 1000 toneladas de carne, 200 toneladas de pasta, 174 de toneladas de leche, 27 toneladas de jamón, 15 de embutidos variados, 700 de licores, 240 de cerveza, 50 de vino, 48 de cava y 3 de champán, 110 de tabaco, 17 de cosméticos, 14 de perfumes y 70 de medicamentos.

Otras ventajas; en el año 2006 el Ayuntamiento de Roma establece un impuesto automovilístico para los vehículos del centro de la ciudad, fue fijado en 550 euros año, el Vaticano protestó argumentando los pactos del año 1929 y el impuesto quedó reducido para ellos a 55 euros año. El parque móvil del Vaticano es de 200 vehículos. Desde 1929 con la firma de los pactos Lateranensi el Estado italiano se hace cargo de la dotación de agua al Vaticano, es decir, que recibe gratis 5 millones de metros cúbicos de agua que consume como media .



¿qué son los pactos Lateranensi? Aquellos que fueron firmados entre la Iglesia Católica y los dirigentes de diferentes países por los que se le concedía a la Iglesia condiciones especiales en determinados asuntos. ¿con quién firmó la Iglesia Católica? con Benito Mussolini el 11 de febrero de 1929, con Adolf Hitler el 20 de julio de 1933, con Antonio Oliveira Salazar el 7 de mayo de 1940 y con Francisco Franco el 27 de agosto de 1953. Para reflexionar un poco ¿no?.

El Vaticano es el Estado más rico del mundo por renta per capita, 407 mil dólares. Es la única religión que tiene banco propio. Se estima más de 5 mil millones de euros de depósito. Un religioso con sentido del humor lo justifica así: no se puede dirigir la iglesia con avemarías. En este punto es interesante leer sobre la muerte del papa Luciani y la vida y obras de Michele Sindona (asesinado), Roberto Calvi (asesinado), Emilio Alessandrini (asesinado) Giorgio Ambrosoli (asesinado) y otros, todos ellos si bien por diferentes motivos, tuvieron relación con las finanzas vaticanas. A la cifra mencionada hay que sumar cantidades en otros bancos, por ej. en Suiza al menos existen tres cuentas de la Santa Sede sumando más de 3 mil millones de euros.

No hay que olvidar que estas astronómicas cifras son sólo para Italia, pero la Iglesia es una multinacional con más de 4.649 diócesis. Para finalizar otro motivo de reflexión: con el dinero del Estado la Iglesia desarrolla una gran desigualdad, mientras que los sacerdotes tienen salario y pensión las mujeres de la iglesia no, lo cual es también claramente anticonstitucional.

Un saludo


18 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Joder von los "pactos Lateranensi"!
Habría que preguntarle a Jesucristo que piensa de esta banda de bellacos que se han hecho con la voluntad de millones de "almas". Habría que preguntarles a los primeros cristianos como se va haciendo el "perfil" de Jesucristo para que resulte convincente de la cara a los hooligans anti-Roma. ¿Por qué de pronto ese empeño en los monoteismos?; ¿Pensaron alguna vez que les iba a resultar difícil o imposible predicar con el ejemplo?; ¿Por qué sigue habiendo gente partidaria de personajes tan obsoletos como Benedictus XVI y resto de la jerarquía romana?; ¿Por qué funciona toda esta mierda en los albores del siglo XXI?...

Johnny dijo...

Una vez, ví una película que planteaba el futuro, como la edad media y el protagonista que iba al futuro se sorprendió porque pensaba que había ido al pasado, al final de la película, consiguió arreglar la máquina del tiempo para volver, y uno de los habitantes de ese futuro le dijo "ve y dile al pasado como va a ser su fururo si siguen así".

Pues parece que cada día estamos mas cerca de la edad media.

Yo pienso que si Jesús de Nazaret viviese hoy en día, se sorprendería de como transformaron esa revolución de bondad y ayuda que el planteaba en un lucrativo negocio.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Por desgracia la jerarquía, que no la Iglesia porque Iglesia somos todos los bautizados, está empeñado en enfocar su labor pastoral en recaudar dinero. Puedo entender que se necesite dinero para mantener tanta infraestructura y que incluso las ONG´s de la Iglesia hacen una labora social impresionante, pero no se puede tener esa obsesión con el dinero, ya lo dijo Jesús, no se puede servir al mismo tiempo a Dios y al dinero. Tampoco quiere decir que los ricos no se puedan salvar, porque si cumplen los mandamientos lo harán pero si no da su fortuna y sigue a Jesús, no llegará a ser perfecto.

Johnny dijo...

¡La madre que me parió! (con perdón).

Eres el primer católico apostólico y romano que comenta en mi blog y que sabe diferenciar entre Jesús y la iglesia actual.

Sinceramente no tengo nada que decirte, chapeau, ese es la intención de este post, y la de muchos otros anteriores.

Nada mas que añadir.

Gracias por tu comentario.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Yo al menos me molesto en leerme todos los días los Evangelios, incluso los he leído cuatro veces. Ahora antes de iniciar la quinta vez, estoy leyendo el Levítico, que forma parte del Pentateuco, y el comportamiento de la Jerarquía (que no Iglesia, porque somos todos los bautizados) me recuerda a lo que Jesús denunciaba de los fariseos, e incluso el pasaje de cuando tuvo que echar a latigazos a los mercaderes del Templo porque habian convertido la Casa del Padre en una cueva de ladrones.

Un católico debe seguir el modelo fijado por Nuestro Señor y para ello es imprescindible leer los Evangelios. Un católico no lo es por ir a Misa y aparentar, algo que también denunciaba Jesús de los fariseos, a los que calificó de sepulcros, limpios por fuera, podridos por dentro.

Y unos de los problemas que tiene la Iglesia actual, de pérdida de fieles, es el comportamiento de la Jerarquía, que abusa de la famosa diplomacia vaticana cuando interesa conseguir algo, y en la obsesión porque los fieles den dinero, llegando a tergiversar los Evangelios, empeñándose, por ejemplo, en considerar a todos hijos de Dios hagan lo que hagan, así cuanto más hijos de Dios, más hay para sacarles el dinero. Lamentablemente siguen hablando más de este mundo que del otro.

Johnny dijo...

Yo pienso, que cuanto más se asciende en la jerarquia de la iglesia católica, menos fe tienen.

Suena muy medieval, y uno se imagina a esos obispos y cardenales del siglo XV, que ansiaban tener mas poder que muchos reyes, y se pasaban las escrituras por el forro, mientras estos exigian al pueblo una total devoción, padeciendo hambre y demas penurias.

Es increible, que intenten revivir un sistema arcaico y no pretendan evolucionar con los tiempos.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Evolucionar es imposible para ellos. Tal y como está montado el tinglado necesitan de la involución, el conservadurismo, el dogma..., todo ello aliñado con la amenaza permanente, sea el Infierno en el Más Allá o sean desgracias en el Más Acá.
Si esta terrible institución se abriese a la lógica, la tolerancia, etc. perdería su propia esencia, de derribarían los pilares que la sustentan. Millones de papanatas se aturdirían si se les dijese que usar preservativo es algo normal y que los preceptos religiosos no son cosas de ningún dios sino politiquerías e intereses manifiestos de clérigos codiciosos y papas brutales, muchos de ellos "más banqueros que espirituales" y "más sodomitas que castos", que la historia de la Iglesia es una historia repulsiva en la que prima sobre todo el enriquecimiento personal de muchos cardenales y papas. El "vulgo" está ahí, arrodillado y temeroso, porque el mensaje que recibe es el que desea recibir, "el que le han enseñado a recibir" Algo similar ocurriría si en la hora de "máxima audiencia basura" de una cadena televisiva, la cadena sorprendería a sus "fieles" con un interesante debate sobre un tema de cultura o un reportaje de National Geographic. ¿Qué sucedería? No me atrevo a dar cifras exactas pero supongo que la inmensa mayoría harían zaping para buscar una cadena que les diese televisión basura. Eso lleva ocurriendo desde hace bastantes años con los cristianos, muchos de ellos se han desengañado de la Iglesia de Roma pero no quieren "racionalizarse" y por eso han florecido iglesias cristianas a barullo.
Resumiendo todo lo dicho: La Iglesia se mantiene porque hay millones de un hombres y mujeres que prefieren ser borregos, y a la Iglesia no le interesa vender un "producto nuevo" El producto de siempre lleva vendiéndose de puta madre más de dos mil años.
¡Abrazos, Don Johnny!

ANITA dijo...

Que bonito lo que mueven y encima los tontos de turno les dejan su pasta en la declaración, esto debería cortarse y quien quiera ceder el dinero sobrante que lo ceda a fines sociales que a la iglesia le sobra digan lo que digan. Menuda la que tienen montada, vamos un gran mercado del cual hace siglos su Cristo a latigazos hecho del templo y parece ser se los ha olvidado.
Mas vale utilizaran el dinero para buenas revisiones mentales a los sacerdotes que les salen rana y les joden la vida a menores.
Otra cosa las monjas o señoras de iglesia como dices no tienen sueldo eclesiástico,pero cobran del estado.
Son dadas de alta en la seguridad social con un oficio que tengan enseñanza costura cocina ...... y al jubilarse cobran la pensión, claro está no es para ellas es para la comunidad que con esto los ingresos fijos etc etc algunas congregaciones viven que te cagas y no me invento nada que esto lo se de buena mano directa.
Luego tenemos a las de clausura que dicen pasan penurias pero lo dudo, porque su forma de vida es sufrir por gusto y ganas, pero tienen patrimonio de cesiones y herencias de capullos que alquilan etc y dinero no les falta, que en vez de comprar buenos filetes, va para el obispado para emplear en buenas obras juas juas. Vamos que no falta a nadie, si hasta da para pagar recibos de luz a jetas y cualquiera que se presente con cara pena, y luego va uno de casa y lo mandan a la mierda y le piden justificantes de situación familiar, agggggg a la mierda todos.
Un abrazo Johnny

Johnny dijo...

Anita, eso es algo que yo no entiendo. Que el estado facilite en la declaración de la renta, un apartado para darles dinero... lo justo sería que pusiesen una casilla para cada una de las religiones no??? o mejor, que no pusiesen ninguna, y el que quiera darles algo, que lo haga de forma particular.

En cuanto a las pensiones, hay que reconocer, que son listos, si señor.

Un saludo Anita!!

Johnny dijo...

Obdulio, la palabra evolución, e iglesia, como que no pegan mucho, digamos que ellos van cambiando en función de lo que necesitan, o mejor dicho, en función de lo que puedan recaudar.


Un saludo.

Vladimir Soloiev dijo...

Pues para mí que la iglesia tiene algunas cosas buenas. Yo conozco a varios curas y ninguno es como aquí lo describen. Al contrario, son gente que se preocupa por los demás, entregada, generosa.
Y en mi pueblo las Hijas de la Caridad llevan haciendo una labor inmensa atendiendo a ancianos y gente deshauciada que muchas veces los familiares ni siquiera los van a ver.
Y hay muchos misioneros que se dejan la vida en África y países del Tercer Mundo.
En fin, que si uno lo piensa detenidamente, algunas cosas buenas sí que tiene la iglesia. Vamos, eso es lo que yo pienso.

Y luego están todas las ayudas que están recibiendo cantidad de inmigrantes y mucha gente que está en el paro y que es Cáritas quien les ayuda.

Vladimir Soloiev dijo...

Pues para mí que la iglesia tiene algunas cosas buenas. Yo conozco a varios curas y ninguno es como aquí lo describen. Al contrario, son gente que se preocupa por los demás, entregada, generosa.
Y en mi pueblo las Hijas de la Caridad llevan haciendo una labor inmensa atendiendo a ancianos y gente deshauciada que muchas veces los familiares ni siquiera los van a ver.
Y hay muchos misioneros que se dejan la vida en África y países del Tercer Mundo.
En fin, que si uno lo piensa detenidamente, algunas cosas buenas sí que tiene la iglesia. Vamos, eso es lo que yo pienso.

Vladimir Soloiev dijo...

Y luego están todos los inmigrantes que reciben ayudas. Además de los parados que les asisten desde Cáritas.

No me parece que los curas y monjas que conozco sean peseteros o hagan las cosas por la pasta.

Johnny dijo...

Vladimir, muchos son los que se preocupan, el principal problema, es que los jerarcas de la iglesia católica, los que administran el dinero, los que deciden que está bien o que está mal, los que de un año para otro deciden si existe el cielo o no etc... son los que se lo guisan y se lo comen todo, y luego encima hablan de las miserias de los diferentes pueblos y de solidaridad, mientras se pasean con chófer y duermen en los mejores hoteles y demás cosas que todos sabemos.

Es triste, que los que lo den todo sean esos curas anónimos por iniciativa propia, que todos conocemos unos cuantos.

En definitiva, los dirigentes del Vaticano se forran y los que curran son los que tienen mucho menos.

Por no decir, que muchísimas congregaciones religiosas no reciben nada del Vaticano.

Gracias por el comentario.

Vladimir Soloiev dijo...

En las parroquias que conozco quien administra el dinero y la aportación generosa de mucha gente no son los jerarcas ni el Papa, ni siquiera el obispo. Lo administra el cura con la ayuda de varios laicos.

En cuanto a lo de que son los jerarcas los que deciden de un año para otro si existe el cielo o no me parece que es un tanto exagerado, pues aunque no entiendo mucho del tema, me parece que la iglesia siempre a dicho que el cielo existe. Y no me viene a la cabeza en este momento que haya variado ninguna afirmacion de fe. Todo lo contrario, cabría decir que se mantienen firmes en sus convicciones contra viento y marea y contra todos los cambios de la sociedad y del mundo. No sé si me explico, pero en todo caso habría que decir que no cambian.

Otra cosa de la que estoy seguro, por un familiar que me lo contó es que Juan Pablo II, en los países de Africa que visitaba se alojaba en los seminarios o en la residencia de los obispos, bastante precarias, por cierto, mientras que los periodistas que cubrían la información sí que se alojaban en los hoteles de 5 estrellas de la capital.

Alex Bravo dijo...

No hay pero ciego que el que no quiera ver, ni mas tarado que aquel que no entienda una hiperbole! mi estimado Vladimi Cuando Jonny se refirio a lo del cielo es una ironia, pero total nesesitas estudiar los cambios teologicos hechos por la jerarquia de la iglesia romana (de cristiaan es lo que menos tiene) te lo digo yo un ex sacerdote romano que sirvio a roma y a su jerarqui por 3 años despues de ser ordenado y renuncie a mis votos al descubrir cosas que ni te imaginas dentro de los muy respetados y admirados clerigos, que enves de estar ahi deberian estar detras de las rejas pagando muchas condenas,,,,,,,estimado vladimir: "el que afirma o desmiente lo que ignora es un estupido" con amor y cariño del padre Alejandro Bravo, encuentroconlaverdad@yahoo.es

Alex Bravo dijo...

Con respecto a Juan Pablo II, el era de otro nivel, un hombre que entendia que estaba para servir y no para ser servido, el error de el fue, no imponer eso a la iglesia, asi como imponen otras cosas, porque no impuso que la iglesia sirviera, quisas por temor al cambio, o por temor a una destitucion, quien sabe, pero nunca olvido la peticion de madre Teresa de Calcuta, cuando le pidio al juan pablo que vendiera el papamovil y con ese dinero le diera de comer a los niños hambrientos de la India, lo hizo juan Pablo II?

Johnny dijo...

Gracias por participar Alex Bravo, muy interesantes tus comentarios.Un saludo.