jueves, 19 de febrero de 2009

Introducción Jesús de Nazaret




En el año 4 antes de Cristo, y probablemente en verano (no el 25 de Diciembre) nació Jesús de Nazaret; quizás el personaje mas importante y misterioso de la historia.

Con estos dos datos, quiero reflejar la diferencia que hay entre el Jesús bíblico y el histórico o real.

No sé, por que motivo, desde la iglesia se ha intentado ocultar la faceta humana de esta persona.

Debe de ser, que cuanto más humano sea, lógicamente menos divino puede ser su origen, y crean que si se demuestra su origen humano, se tira por tierra las bases del cristianismo, que son, la venida del Mesías que esperaban los judíos.

Sin duda, no hay que pensar demasiado para saber que si todas las reliquias veneradas por el cristianismo son falsas, es probable, que mucha gente se sintiese engañada y pediría explicaciones de algún modo.

Los estudiosos en historia antigua de los evangelios, que no los teólogos, afirman ver muchas contradicciones en estos escritos.

Sin duda, este tema es muy complicado de tratar, porque hay muchos intereses enfrentados.

Los historiadores quieren saber la verdadera historia del hombre más importante de nuestra era.

Y al parecer, el vaticano da muestras de que no quieren perder su negocio.

¿Si es cuestión de fe, que problema hay?

Unas investigaciones, no pueden cambiar las creencias de millones de personas, pero es probable, que cambien de actitud con el vaticano.

De momento, los últimos hallazgos arqueológicos, demuestran que mucha información conocida hasta hoy, es falsa, o por lo menos contradictoria.

Se puede saber la fecha de nacimiento de Jesús, por el censo romano de aquel entonces.

Por la famosa estrella de Belén, que ya se sabe lo que fue y cuando apareció; y por más datos que salen en la biblia, y en escritos de otros autores de aquella época no relacionados con los apóstoles.

Se cree, que Jesús, a su edad, no era normal que estuviera sin pareja, ya sea esposa o simplemente vamos a llamarla “novia”.

Hay escritos que dicen, que Jesús la besaba en… y justo en ese lugar, aparece un agujero, pero por el contexto, lo estudiosos dicen que puede ser en la boca.

Tampoco sabemos, si María tuvo más hijos.

Sí sabemos que José tenía varios, pero no de maría.

También sabemos por multitud de documentos e investigaciones, que los famosos reyes magos, no eran tres, ni se les dio un nombre en particular, podían haber sido cinco, nueve etc.… y sobre todo, no debían de ser reyes, sino astrólogos que siguieron la estela de la “estrella”.

Hay otras teorías que hablan de María Magdalena como la madre de Sara, que seria la hija de Jesús, pero de eso no hay datos concretos.

Lo que quiero decir con toda esta exposición, es que hay muchas lagunas en la vida de ese hombre y que aún así, se están haciendo adelantos poco a poco.

No hace mucho, parecían haber encontrado los restos de María, José y Jesús; pero eso parece que es una invención de los investigadores para poner en duda el cristianismo, pero todo eso ya se verá.

Los restos, se encontraron en unas vasijas en un osario creo que de Jerusalén, con los nombres puestos en hebreo antiguo.

Pero al parecer, los nombres de María, José y Jesús, son muy comunes por aquella época.

No me quiero extender mucho en el tema, ni poner más datos de memoria, mas adelante, me extenderé más y aportaré datos exactos.

9 comentarios:

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Independientemente de si Jesús tuviera hermanos o no, o tuviera hijos o no, lo importante es su mensaje y la revolución pacífica que montó y que le costó la vida. Yo como creyente creo que era Dios.

Dicen que la palabra que traducimos como hermano que aparece en los propios Evangelios también significa pariente. Sinceramente no considero una barbaridad que pudiera María tener más hijos, que sería algo muy normal, y me resulta absurdo pensar que la Iglesia primitiva intentase ocultar esos datos, cuando la familia es una institución fundamental del cristianismo; y tampoco me parecería absurdo que Jesús pudiera desposarse, pero si su misión era predicar la palabra de Dios y que su destino iba a ser la muerte en la cruz, ¿no sería irresponsable por su parte desposarse?

Dicho esto, yo soy de los que critico a la Jerarquía actual de la Iglesia a la que pertenezco, que es la católica, que piense más en el dinero y en la comodidad de la vida terrenal, que predicar los Evangelios aceptados, que es que se los saltan a la torera, afirmando que todos somos hijos de Dios, que los mandamientos son recomendaciones, o enfocar la parte de las escrituras que les interesa para recaudar...

Johnny dijo...

La fe de las personas, es algo que no se puede discutir con ningún argumento, el que cree en algo cree y punto.
Lo que quiero hacer ver, es que existió un Jesús histórico y real, a parte del bíblico; y que las observaciones que hicieron los apóstoles, las escribieron muchos años después de la muerte de Jesús. Cada uno a su modo, ya que de uno a otro existen múltiples variaciones de los hechos.

Tampoco creo que la valoración cristiana de la familia en aquel entonces, no se puede tener en cuenta, ya que todos ellos eran Judíos, no cristianos, por lo menos hasta que Jesús saltó a la vida pública.

Para mi, que no soy creyente, Jesús fué una persona que intentó ayudar a los demás desde la austeridad y el sacrificio, y no creo en la versión de la biblia al 100%.

Gracias por comentar.

Fin de los Tiempos dijo...

La Biblia nunca contiene una versión 100% real. En numerosas ocasiones la verdad aparece relatada de forma bonita para que pudiese ser recordada a lo largo de siglos de transmisión oral. Si toman, por ejemplo, el relato de la Creación, todos estamos de acuerdo en que no es literal. Pero sí sigue la línea de desarrollo de la evolución. Símplemente es más fácil recordar que el quinto día creó a los animales y el sexto al hombre que decir que cien millones de años después el animal evolucionó finalmente al Homo.

Muchos tratan de averiguar si Jesús tuvo hijos, murió realmente o no o si Magdalena era su mujer y demás nimiedades. Con ello buscan derrumbar los cimientos de la Iglesia. Pero para los verdaderos creyentes nada de eso importa.

Yo, como cristiano, he elegido creer en una serie de aspectos que no son fundamentales para el motivo de mi fé. Acepto y creo en la virginidad de María porque nada cambia en sí mis valores, es una creencia añadida. Ni siquiera supongo que la Biblia la describe como física, sino más bien pureza espiritual. Pero si no fuese así, me es exactamente igual.

Porque el motivo de ser cristiano es ser seguidor de Cristo. Y si Cristo no hubiese muerto crucificado, hubiese tenido hijos o no hubiese realizado milagros, creería en su ejemplo de todos modos. Porque lo que importa es el modelo de vida, basado en el amor al prójimo, el cuidado de los enfermos, la caridad... Incluso si me demostrasen que Cristo no existe, creería en la figura que representa, porque es la más adecuada para la sociedad.

Dicho esto, también defiendo que se respeten mis creencias y que nadie las tome a risa. Y menos cuando muchas vienen de la mano de gente que tiene espadas láser en casa y sueña con ser jedi.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

El motivo de la fe de los cristianos no es lo que haya dicho en sí, sino que creemos que era Dios y que para mayor gloria del Padre, murió y resucitó al tercer día. Si no hubiera resucitado Jesús hubiera pasado a la Historia como un hombre, no como Dios.

Las discusiones sobre la virginidad de María o si Jesús y Magdalena tenían algo más, es algo que parece dirigido a derruir los cimientos de la Iglesia, pero, como dije, la virginidad de María es para que Jesús viniera al mundo, después podría dejar de ser virgen, como sería normal, por otra parte. Y no creo que la Iglesia decidiese ocultar los hermanos de Jesús para no desvirtuar su divinidad. ¿qué problema habría para los cristianos si Jesús hubiera tenido hermanos? Creo que ninguno.

Johnny dijo...

En primer lugar, yo no quiero reírme de la fe de nadie, solamente exponer que me fascina la figura de Jesús como personaje histórico nada más.

Por otra parte, uno de los motivos para que se separase roma de Constantinopla, o sea de la iglesia ortodoxa, fue precisamente que los ortodoxos defienden que Jesús fue concebido del pecado, es decir, de una relación normal, y la iglesia romana, defienden que su concebimiento viene de la inmaculada concepción.

Gracias por los comentarios.

Johnny dijo...

Por cierto, muy bueno lo de las espadas laser y soñar con ser Jedy. muy bueno.

amarclamarorarllorar dijo...

Los ortodoxos en absoluto dicen que Jesucristo procede de una relación normal. Tienen por suyo el Evangelio de San Lucas, como todos los textos evangélicos nuestros, y saben de sobra que nació de la Virgen María por obra del Espíritu Santo. De dónde has sacado tamaña aseveración, amigo asturiano. la Inmaculada Concepción es la de la propia Virgen María, la Santina. Ella es concebida sin pecado original, tomando un razonamiento muy lógico, como los que a ti te gustan: pudo hacerlo Dios, convenía que lo hiciera,... luego lo hizo. Se explica más hondamente, aseverando que por los méritos de Cristo en la Cruz, que sobrepasan la Historia, aplicados a Ella, se le preservó del pecado original, pues iba a ser la Madre. ¿Y quién no quiere tener la mejor madre?. No es un invento además del siglo XIX, aunque confirmado por las apariciones en Francia a Bernardette que se señaló a sí misma como la Inmaculada Concepción, sin que la niña supiera siquiera lo que eso significaba, ya venía siendo objeto de comentarios teológicos en el siglo IV, que espero sean asumidos por la Iglesia ortodoxa próximamente.

Johnny dijo...

Gracias por la información, aunque el argumento de las apariciones no me vale para nada (como comprendarás), revisaré mis fuentes, y espero ser más explícito en posteriores artículos.

Gracias por tu post.

Anónimo dijo...

hola